Gente rara, grandes aventuras: nuestra selección de libros del mes

“El regreso de Ulises”, de Alberto Manguel y Max. (Nórdica) Esta es una fábula adulta sobre el exilio y el sentimiento de no pertenencia que sufren las personas desplazadas, protagonizada por el mítico Ulises -tratado aquí como el inmigrante sin papeles que es- que regresa a un lugar que no se parece en nada a la Ítaca de la que partió. La historia es del escritor argentino afincado en Canadá, Alberto Manguel -al que el profesor John Sutherland ha llegado a calificar como “el Montaigne de nuestra época”, que ya es decir-, y del dibujante Max, Premio Nacional de Cómic en 2007 por su libro «Bardín el Superrealista”, que se inició en el mundo de la historieta en los años 80 nada más y nada menos que en “El víbora”. Os dejamos con el booktrailer del libro. Independencia?, de Josep Busquet y Jose Ángel Ares. (Diábolo) El segundo cómic que os presentamos narra lo que para muchos es otra pequeña odisea, y en este caso lo hace con mucho humor. Hablamos del referendum y el debate sobre la independencia de Cataluña, retratados con ironía (no sin cierta polémica, como debe ser) en un cómic en el que los autores dicen que tratan de satirizar “a los dos bandos”. Lo cuentan en forma de historietas cortas. Dice Busquets que se dedició por este formato porque le permitía mostrar más matices. “De otra forma tendría entre cuatro y diez personajes con un tipo de personalidad y opinión sobre el tema, con este formato tengo cientos de personajes dispuestos a dar su opinión”, explica. Josep Busquet es autor de cómics como «Manticore» y «La Revolución de los Pinceles», y de los lápices de Jose Ángel Ares han salido novelas gŕaficas como “Rosa y Javier” y “Bitcoin: la caza de Satoshi Nakamoto”. comic-Independencia Marcianadas, by Yorokobu. (Paidós) MarcianadasY porque en el fondo casi todos somos seres raros con ideas y muchas veces no encontramos cómo expresar lo que ronda por nuestras cabezas, el equipo editorial de la Revista Yorokobu ha creado este libro con propuestas ingeniosas para que cada cual pueda sacar partido de la creatividad. Así lo definen: “Se trata de una recopilación de sugerencias para escribir: ejercicios para ser minucioso y detallista en cada paso de la narración; inicios de historias que invitan, o casi obligan, a ponerse en la piel de alguien que no has sido nunca; puntos de partida para tránsitos por irrealidades desorbitantes, delirios de lo más surrealistas o temas sobre los cuales es muy probable que no tengas ni puñetera idea y sobre los que tendrás que investigar un poco para crear una historia creíble. El libro está ilustrado por Juan Díaz-Faes.

Libro infantil y juvenil

Niños especiales que viven grandes aventuras hay muchos en estos tres libros de literatura infantil y juvenil que destacamos. En “No es invisible”, del británico Marcus Sedwick (Bambú), Laureth, una chica ciega de 16 años, necesitará todo su ingenio para encontrar a su padre, escritor de best-sellers, desaparecido en la Gran Manzana. Sedwick es autor de varios libros ilustrados, y ha elaborado los dibujos de una colección sobre mitos y un libro de cuentos populares para adultos. Con su novela «Midwinterblood» ganó el Premio Michael L. Printz 2014 de la American Library Association. En “El niño rock”, de Magicomora (Lunwerg), Sergio Mora -patriarca del pop surrealista español- cuenta con humor y mucho surrealismo mágico la gran aventura de montar un concierto. Dice el autor que el libro “respira ese tono ochentero y entrañable que sabe a chicle Bang Bang y a Petazetas”. Y añade: He tratado de recuperar ese espíritu fresco y desenfadado que nace de la cultura televisiva que mamamos los de mi generación”.Elniñorock Y terminamos con un título muy bien traído para los temas que tratamos hoy, “El club de los bichos raros”, de Jon Scieszka (Montena) , un escritor estadounidense muy premiado y muy activo en la promoción de la lectura entre los más jóvenes, autor de, entre otros, “La auténtica historia de los tres cerditos” y “El apestoso hombre queso”. En el libro del que hablamos hoy, Scieszka cuenta la loca aventura que empieza muy a primera hora en su primer día de cole. Y dicho esto, os deseamos que vuestras Navidades sean raras, alocadas, creativas y, si es eso lo que deseáis, independientes. Y, si no, todo lo contrario. ¡Pasadlo bien!]]>

Síguenos en:

La creatividad, el motor para cambiar el mundo

Seguramente haya sido Sir Ken Robinson el hombre que más ha hecho en favor de la imaginación.  Hidden fishesSu charla TED sobre cómo las escuelas matan el espíritu creativo de los alumnos ha sido vista por más de 25.000.000 de personas de toda el mundo. Robinson defiende que la creatividad se puede trabajar en las escuelas, aunque no se tenga un talento innato. Pero para ello, recuerda, deberíamos cambiar el sistema escolar y plantearnos nuevas formas de enseñar.

Desde entonces son muchos los profesionales de la educación, la psicología y otras actividades profesionales en las que impera la creatividad, los que nos han hablado del tema. Y no son pocos los libros que han aparecido en el mercado con ejercicios, textos, preguntas y propuestas para estimular nuestro pensamiento más productivo, un tema que preocupa a muchos, a juzgar por los éxitos de ventas de títulos tan peculiares como  “Destroza este diario”, de Keri Smith, con el que se nos incita a romper, ensuciar, arrancar, y hasta pintar con comida las páginas del libro como forma de liberar nuestros pensamientos y sacar lo mejor de nosotros mismos.

La palabra creativo parece haberse puesto de moda, tanto últimamente se une a un sinfín de cosas que antes nunca habían llevado este adjetivo, valga como ejemplo la cantidad de cursos que llevan este adjetivo en su título; máster de marketing creativo, de industrias creativas, de diseño creativo. El término se aplica a muchas formas de pensamiento y de terapias, y hasta la psicología habla del “paseo creativo”, como una forma de sacarle provecho a las caminatas para desatascar nuestra mente cuando estamos bloqueados.

El último en hablarnos de la imaginación como uno de los principales recursos humanos es precisamente uno de los grandes creativos de nuestro país. Luis Bassat, el fundador de Bassat Ogilvy Group, una de las agencias de publicidad más importantes del mundo, acaba de publicar “La Creatividad”, un libro en el que hace un breve repaso de la historia de esta maravillosa facultad y basatspresenta las características de la personalidad creadora, a través de su propia trayectoria y la de los creativos más destacados del país. Además ofrece numerosos consejos para lograr ser más imaginativos en nuestra profesión, sea la que sea. Bassat se une a la teoría de Robinson; no hace falta nacer con el don de la creatividad, se puede desarrollar con el tiempo, trabajando y ejercitando el pensamiento crítico. Nos gusta la idea que apunta el ex  publicista sobre la esencia misma de la creatividad; que reside  en el deseo fundamental de mejorar las cosas que nos rodean. Es decir, si uno no quiere luchar por un mundo mejor, difícilmente podrá ser creativo. Y tú, ¿Tienes alguna idea para hacer que tu entorno sea un lugar más agradable?

     ]]>

Síguenos en: